Christian Grey existe… ¡Y fue sentenciado a 14 años de prisión!

Alexander Boettcher / Cortesía Daily Mail

Alexander Boettcher / Cortesía Daily Mail

Alexander Boettcher pudiera parecer otro guapo millonario con cuerpo de dios y un ego superinflado, al mejor estilo Christian Grey. Sin embargo, es un sociópata controlador y un criminal.

Este italiano de 30 años se casó con la modelo croata Gorana Bulog, pero a pesar de la belleza de esta mujer, él era infiel con muchas otras. Sin embargo, era el menor de sus defectos…

Unos años atrás, Boettcher conoció a Martina Levato, una estudiante de 20 años en un bar latino en Italia y desde ese momento ella se convirtió en su sumisa, tal como le pasó a Anastasia Steele con Christian Grey (sólo que esto no es ficción). Incluso este hombre tenía en el palazzo de su mamá un cuarto lleno de artefactos sadomasoquistas como el del polémico personaje.

Alexander Boettcher / Cortesía Daily Mail

Alexander Boettcher / Cortesía Daily Mail

Según reseña el portal Cosmopolitan, los familiares de Martina la describen como una niña estudiosa, inteligente y linda hasta que conoció a Alexander. Él tenía tal control sobre ella que hasta le hizo una marca en la cara con un bisturí para demostrar su posesión.

Los cercanos a Martina le advirtieron sobre su relación con él, pero ella estaba poseída por su sexy amo. Lo peor es que él le mandaba mensajes horribles a Martina, diciéndole que estaba demasiado gorda pero que “aún así se había enamorado de ella”.

Lea también: La reacción de los hombres después de leer ‘Grey’, lo nuevo de la saga erótica

Lo cierto es que Martina cambió drásticamente después de ser la “sumisa” de Alexander y llegó a adorarlo como si fuera su amo. Este megalómano exigía que todos lo llamaran “The King”, título que le exigía a esta chica.

Un día a él se le ocurrió que el pasado de su sumisa debía de ser borrado. Y por pasado, se refería a sus exes. Alexander le dijo a Martina que debía purificarse y sólo podía lograrlo con desfigurar la cara de sus ex novios con ácido.

Una de sus víctimas más notables fue Pietro Barbini, un ex de Martina quien había estado en contacto con ella por motivos amistosos. En diciembre de 2014, la pareja engañó a Barbini con una entrega falsa de un paquete y Martina misma le aventó ácido en la cara, desfigurándolo para siempre.

Ambos fueron arrestados y fueron condenados a catorce años por sus actos.

Con información cosmoenespanol.com