¿Es mejor hacer dieta o ejercicios para bajar de peso?

Cuando nos proponemos a bajar de peso, normalmente escuchamos que la fórmula ideal para eliminar esos kilitos extra que tanto molestan es combinar un régimen de ejercicios con una dieta balanceada… Pero ¿cuál de las dos es más importante?

La realidad es que una depende de la otra y no pueden existir por su cuenta: si la balanza de las calorías consumidas y las calorías que quemamos se inclina a uno o a otro lado, inevitablemente aumentaremos o bajaremos de peso. Pero también es importante saber que no todos los alimentos son iguales, ni todos los ejercicios son igualmente intensos.

Vea también: Aprende a diferenciar hambre emocional o física

Por eso no debería sorprendernos la conclusión de un editorial de British Journal of Sport Medicine de que la principal causa de la obesidad no es la falta de ejercicios, sino una dieta inadecuada. De acuerdo con los autores del artículo, el consumo excesivo de azúcar y carbohidratos es el principal culpable de la epidemia de obesidad que se ha intensificado en los últimos 30 años, y ni siquiera el nivel de actividad física de los atletas puede contrarrestar los efectos de una dieta deficiente.

El Dr. Aseem Malhotra, reconocido cardiológo del Reino Unido; el profesor Tim Noakes del Instituto de Ciencia Deportiva de Sudáfrica y el Dr. Stephen Phinney, profesor emérito de medicina en la Universidad de California Davis, señala en el artículo que no hay restarle importancia a la actividad física: “Aunque no promueve la pérdida de peso, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, demencia y algunos tipos de cáncer en al menos un 30%”.

Vea también: 5 simples tips para tonificar los brazos

Pero los autores aseguran que una dieta inadecuada, específicamente muy alta en azúcares y carbohidratos, constituye un riesgo mayor que la inactividad, el alcohol y el tabaco combinados. El editorial critica particularmente lo que califican de ciencia errónea de varias compañías de la industria alimentaria, las cuales aseguran que no importa cuánta azúcar consuma una persona siempre que haga ejercicios físicos y le achacan la obesidad al sedentarismo. “Es de crucial importancia de dónde provienen las calorías. Las calorías del azúcar promueven el almacenamiento de grasa y el hambre. Las calorías de las grasas inducen llenura o ‘saciedad’ ”, señalan los autores.

Teniendo esto en cuenta, aquí te dejamos una lista de alimentos saludables que te hacen sentirte satisfecha por más tiempo y te ayudarán a controlar el peso, recomendados por la doctora Heather Mangieri:

  • Frijoles: Buena fuente de proteína, los frijoles también son altos en fibra y hacen que la digestión sea más lenta. Esto ayuda a que te sientas satisfecha por más tiempo.
  • Sopas: Si comienzas la comida con una sopa, terminarás comiendo menos. Trata de que la sopa no tenga más de 100 o 150 calorías.
  • Chocolate amargo: Si se te antoja algo dulce entre comidas, opta por un par de cuadritos de chocolate amargo en vez de chocolate con leche.
  • Vegetales triturados: Agrega vegetales hechos puré a tus platos preferidos. Disfrutarás de un sabor exquisito, y a la vez consumirás menos calorías.
  • Huevos y salchichas: Un desayuno rico en proteínas puede ayudarte a controlar las ganas de comer otros alimentos altos en azúcar a lo largo del día.
  • Nueces: Frutos secos como almendras, maní, nueces o avellanas son una buena opción de merienda que te hará comer menos a la hora de la comida.
  • Manzana: Comer la fruta, y no el jugo, ayuda a reducir el apetito, además de aportar más fibra a tu organismo.
  • Yogur: Saludable y bajo en calorías. Busca los que tengan poca azúcar.
  • Toronja: Sí, la toronja puede ayudar a perder peso. Un estudio en la Scripps Clinic de San Diego realizado con personas obesas demostró que cuando estas comían media toronja antes de cada comida perdían un promedio de 3 libras y medias en un periodo de 12 semanas.

Vía Siempre Mujer