Extraño caso de una joven que murió a causa del WiFi

El insólito caso de la joven que murió a causa del WiFi ha conmovido a todo el Reino Unido, pues Jenny Fry de apenas 15 años decidió terminar con su vida al enterarse que era sensible a las señales del popular internet inalámbrico.

Jenny Fry sufría de una rara enfermedad la cual fue diagnosticada por los médicos como: hipersensibilidad electromagnética (EHS, por sus siglas en inglés). Conocer de este estado hizo que la joven tomara la fatal decisión de terminar con su vida y su cuerpo fue hallado colgando de un árbol cerca a su casa.

Según sus padres, su extraño padecimiento le provocaba una vida insoportable. El WiFi era su principal tortura.

La joven que murió a causa del WiFi tenía “alergia” a ese tipo de conexión a internet y los síntomas aumentaban cuando estaba en una zona con red inalámbrica.

Tanto así que en su casa desconectaron los dispositivos que pudieran provocarle una aceleración en su EHS, pues este le provocaba interminables dolores de cabeza, problemas de vejiga y cansancio permanente, no fue suficiente.

Sus padres denunciaron que lamentablemente en el colegio de Jenny, el Chipping Norton School, no se tomó ninguna medida preventiva por lo que ahí se recrudecía su alergia.

Vía diariocorreo.pe