4 increíbles beneficios de dormir desnudo

A veces no dormimos tanto ni tan bien como deberíamos, así que no viene mal recordar algún que otro consejo para mejorar ese tiempo tan placentero y necesario para reponer energías. Uno de ellos es dormir tal y como nuestras madres nos trajeron al mundo: desnudos.

Además de ahorrarnos el gasto en pijamas y en aire acondicionado, también aporta una serie de beneficios para la salud. Uno de ellos es que te ayuda a adelgazar, así como lo lees… La grasa marrón, aquella que protege al cuerpo contra el aumento de peso, ayuda a quemar el exceso de calorías al generar calor. Un estudio publicado en la revista Diabetes determinó que dormir en una habitación fresca (no fría) produce la activación de la grasa marrón ayudando a perder peso a un ritmo mucho más rápido que en una habitación cálida y lo aprovechamos más si estamos desnudos.

Pero los beneficios son múltiples y aquí te dejamos 4 que te encantarán:

1 Dormirás mejor

El cuerpo está programado para reducir su temperatura mientras dormimos. Es un proceso necesario para tener un sueño de buena calidad. Algunos pijamas mantienen el cuerpo demasiado cálido e impiden alcanzar una temperatura óptima para el descanso, lo que puede provocar incomodidad, inquietud y, bueno, dar muchas vueltas en la cama.

La piel colabora de forma natural para que el cuerpo se enfríe fácilmente y podamos quedarnos dormidos más fácilmente. Ciertos pijamas hacen que el cuerpo tenga que esforzarse más en conseguirlo.

2 El contacto piel con piel te relajará

Si compartes la cama con tu pareja, ambos os podéis beneficiar si dormís desnudos. El contacto entre las pieles puede reducir vuestra presión sanguínea, disminuir los niveles de estrés y, de verdad de la buena, haceros más felices.

3 Te puede hacer querer más a tu pareja

Una encuesta de 2014 a cerca de mil matrimonios británicos descubrió que los que dormían desnudos estaban más satisfechos con su relación. El 57% de los que dormían desnudos afirmaron estar contentos con su relación, mientras que sólo un 48% de los que dormían con un pijama normal podían decir lo mismo. Y únicamente un 15% de los que dormían en pijama de una pieza declararon estar satisfechos con su pareja. ¿Moraleja? Pijamas malos.

Dormir desnudos también facilita que el sexo surja más a menudo, algo que, obviamente, es fantástico para tu relación, pero también para tu sistema inmunológico y para la calidad de tu sueño. Resumen: pijama malo, sexo bueno.

4 Tendrás oportunidad de refrescarte

Dormir en pijama o con ropa interior crea un entorno cálido y húmedo en nuestras partes pudendas que ayuda a que prosperen las bacterias y los hongos. Hacer lo contrario reduce la posibilidad de que aparezca candidiasis, entre otras infecciones.

Así que ya sabes, dormir desnudo es la nueva moda. Pero asegúrate de que dejas alguna batita cerca, porque las urgencias nunca avisan y, si hay un incendio, por ejemplo, no querrás salir así a la calle y convertirte en el nuevo cotilleo del barrio.

Vía huffingtonpost.es