5 secretos de las escenas íntimas de ’50 sombras de Grey’

Las polémicas escenas íntimas de ’50 sombras de Grey’ no fueron grabadas de la manera en que tu piensas, en realidad la sensualidad es lo que menos apareció en el momento en que Dakota Johnson y Jamie Dornan le dieron vida a los encuentros sexuales descritos en la saga erótica.

Los seguidores de la saga erótica creada por E.L. James esperan con mucha expectación la segunda parte de la sexy historia, cuyo estreno está pautado para el 10 de febrero de 2017. Si bien es cierto que los fanáticos más acérrimos conocen hasta el más mínimo detalle de la producción, es probable que no conozcan del todo el proceso por el que pasó el equipo para preparar las escenas más íntimas de la película.

Te mostramos los 5 secretos de las escenas íntimas de ’50 sombras de Grey’:

Control remoto

 

secretos-de-las-escenas-íntimas-de-50-sombras-de-Grey-1

Aunque al ver la película las escenas aparentan ser románticas y apasionadas, para los actores rodar escenas de sexo resulta algo realmente incómodo. El equipo técnico tuvo esto muy en cuenta y tomaron medidas para evitar repetir las tomas más de lo necesario. El director de fotografía Seamus McGarvey declaró que grabó estos momentos con las mismas técnicas que utilizan los fotográfos de la naturaleza para no asustar a los animales salvajes: grabar desde lejos. Para ello, pusieron el zoom al máximo y les dejaron hacer. “Con esa lente tan ajustada a veces puedes conseguir un plano más impresionista y abstracto de los cuerpos”, declaró McGarvey.

Además, grababa con dos cámaras siempre que fuese posible y, en determinadas escenas, él mismo manejaba la cámara o utilizaba un dispositivo de control remoto, así los actores “no tienen a sus espaldas a un viejo operador peludo”, comentó el director.

Vello púbico con CGI

Jamie Dornan y su desnudo frontal para 'Cincuenta sombras más oscuras'

Jamie Dornan y su desnudo frontal para ‘Cincuenta sombras más oscuras’

El CGI se usa en infinidad de películas, pero nadie pensaría que lo usarían para insertar vello púbico, y eso es lo que ocurrió con ’50 sombras de Grey’. Dakota Johnson y Jamie Dornan cubrieron sus partes más íntimas con parches y el director de fotografía y su equipo tuvo que incluir el vello en post-producción. “Nos encontramos en la curiosa situación de añadir vello púbico en post-producción. No diré que es uno de los mejores momentos de mi carrera, pero sí uno de los más surrealistas”, declaró McGarvey.

Se robaron las pantys

secretos-de-las-escenas-íntimas-de-50-sombras-de-Grey-2

Dakota Johnson reconoció que no sólo se llevó la experiencia del rodaje como recuerdo, también se hizo con algunas prendas que utilizaba su personaje. En una sesión de preguntas y respuestas con Glamour, Johnson dijo que había robado ropa interior porque eran “muy cómodas”. También declaró que se había llevado una fusta y que la tenía guardada en su casa: “Está en el garage agarrando polvo”.

De paseo por una mazmorra sado

secretos-de-las-escenas-íntimas-de-50-sombras-de-Grey-6

Es normal que los actores hagan trabajo de investigación para encarnar a sus personajes y el de Christian Grey no es la excepción. Para interpretar al atractivo millonario, Jamie Dornan visitó una mazmorra de BDSM. Según contó a la revista ELLE de Reino Unido, acudió al local y le ofrecieron una cerveza, así que se sentó a bebérsela mientras veía el ambiente. “Vi un dominante con dos sumisas y se convirtió en nuestro asesor en la película”, declaró el actor.

Durante su visita, se dedicó a tomar notas mientras los practicantes intentaban contener la risa. Sin embargo, parece que no se sintió cómodo: “Fue una tarde interesante. Después volví al lado de mi mujer y mi bebé… Tuve que ducharme antes de tocarlos”.

Los secretos del Cuarto rojo

secretos-de-las-escenas-íntimas-de-50-sombras-de-Grey-5

Una de las escenas íntimas de ’50 sombras de Grey’ más esperadas en la cinta es cuando Anastasia conoce el Cuarto rojo del dolor, por lo que el equipo tomó medidas para que estas escenas fuesen perfectas. Decidieron programar la grabación de las secuencias en el final del rodaje para que Dakota Johnson y Jamie Dornan estuviesen cómodos, ya que por entonces se conocían bien.

El diseñador de la habitación, Scott Barker, confesó que “la conceptualización de la Sala Roja fue la parte más difícil” porque tenía que evitar que tuviese apariencia “pegajosa” o cursi. Todos los juguetes sexuales que aparecen en la película son reales, a excepción de los cables que compra Anastasia en la ferretería. Sin embargo, los expertos en BDSM aseguran que esos cables no se utilizarían en realidad debido al alto riesgo de lesiones y daños permanentes.

Si eres de los pocos que no ha visto la película, aquí te dejamos el tráiler:

Vía Sensacine